close

ALIMENTACIÓN BASADA EN TÉCNICAS DE AYUNO INTERMITENTE

Autor: Dra. Linda Liliana Muñoz Hernández

Las dietas basadas en la aplicación de cualquier tipo de ayuno de forma intermitente han cobrado interés clínico, de acuerdo a reportes en la literatura científica, desde 2005.  Y casi una década después de ganar terreno dentro del campo científico, han llegado a la población general, se podría decir que como una moda, por lo que ahora es común conocer a personas que practican como parte de su estilo de vida alguna dieta basada en ayunos intermitentes, con supervisión por un profesional de salud o no.

Estas dietas surgieron como una variante de las dietas de restricción calórica tradicionales, que ocasionan un déficit calórico que logra iniciar algunos de los eventos fisiológicos que ocurren durante el ayuno.

Con las dietas basadas en ayunos intermitentes se logra una reducción moderada de peso, equivalente a la que se obtiene con una dieta de restricción calórica tradicional, entre otros motivos por que el numero de calorías totales que se ingieren suelen ser similiares.

Sin embargo, en los regímenes basados en ayunos intermitentes se activan mecanismos derivados propiamente de la deprivación del aporte enérgetico y el cambio hacia la re-alimentación, que en las dietas de restricción calórica continua no es posible observar debido a que el individuo permanece con aporte calórico todo el tiempo. Estos intervalos de ayuno-realimentación producen efectos únicos que sugieren que aunque las dietas basadas en ayunos intermitentes son equivalentes en términos de reducción de peso, podrían ofrecer algunas ventajas al compararlas con las dietas hipocalóricas continuas.

Los efectos biológicos que podemos ver durante el periodo de ayuno, propiamente, son:

  1. – Incremento de cetonas, por la combinación de deprivación de glucógeno hepático como fuente de glucosa, mas el aumento de ácidos grasos libres debido a mayor lipólisis.  Las cetonas ejercen efectos en músculo, corazón y sistema nervioso central, en este último y de forma interesante se ha observado que aumenta la producción de factores neurotróficos y aumenta la plasticidad sináptica y neurogénesis. De ahí su potencial aplicación a enfermedades neurodegenerativas y autoinmunes del SNC.
  2. – Incremento de la resistencia al estrés mitocondrial.  En algunas células se observa algo que se llama respuesta diferenciada al estrés, donde células dañadas (por ejemplo células de cáncer), muestran menor tolerancia al estrés y por lo tanto apoptosis y células normales muestran un incremento en la resistencia al estrés.  Esto podría explicar hallazgos  clínicos recientes en cuanto a su potencial papel coadyuvante a la quimioterapia en algunos tipos de cáncer
  3. – Incremento de las defensas anti-oxidantes
  4. – Incremento en la reparación del DNA
  5. – Incremento en la autofagia
  6. – Disminución de la vía mediada por mTOR
  7. – Disminución de insulina
  8. – Disminución de síntesis de proteínas

En la etapa de re-alimentación , observamos un switch cetonas a glucosa y las siguientes adaptaciones:

  1. – Incremento de glucosa
  2. – Incremento de insulina
  3. – Incremento en al vía mediada por mTOR
  4. – Incremento en la síntesis de proteínas
  5. – Incremento de la biogénesis mitocondrial
  6. – Cetonas disminuidas
  7. – Disminución de la autofagia.

Evidencia creciente, aunque no concluyente aún, indica que los regímenes basados en ayunos intermitentes, podrían asociarse a mayor reducción de la resistencia a la insulina a una reducción similar de peso a la ocasionada por dietas de retricción vcalórica continua.

Y muy relevante desde el punto de vista clínico, los estudios que han medido decenlaces como satisfacción, calidad de vida, adherencia a la dieta, en general han mostrado  que los sujetos de investigación exhiben mayores tasas de adherencia, satisfacción y calidad de vida. Algunos de los decenlaces negativos en este aspecto de percepción, son incremento en ansiedad y conductas de hiperfagia compensatoria reportadas por algunos autores.

¿Cómo se prescriben estos regímenes?

Cabe aclarar que no existe una estandarización en cuanto a la prescripción nutricional que se hace durante los periodos de ayuno o los de alimentación.  De tal forma que los períodos de ayuno pueden ir desde una deprivación total del aporte calórico hasta una restricción del 75 %. En todos los casos, durante el ayuno se debe mantener una adecuada hidratación con agua natural y en general, aún en los regímenes más estrictos, se permite a la persona ingerir bebidas no calóricas (ejemplo café o té sin azúcar).

Durante el periodo de alimentación, como se mencionó no existe una estandarización, por lo que se puede optar por una alimentación ad libitum, una dieta normo-calórica (100% de los requerimientos energéticos) o una hipocalórica. Estas decisiones son a discreción del profesional de salud que prescribe el plan de alimentación, pero sin duda las variables que se deben incluir para planear el régimen, son la cantidad de peso que se tenga por objetivo perder, las preferencias del paciente y sus condiciones de salud.

Existen 3 modalidades principales por lo que su prescripción se podría adaptar a las preferencias o el perfil de cada paciente determinado.

1.- Técnica 5:2

El sujeto ayuna dos veces a la semana, en días consecutivos o no.  El resto de la semana puede tener una alimentación ad libitum o una alimentación con algún grado de restricción calórica o de macronutrimentos.

Respecto a esta técnica de alimentación, nuestro grupo recomienda lo siguiente:

  1. Durante el ayuno: 25% del requerimiento según la REE (gasto de energía de reposo) medido por calorimetría indirecta o por fórmula (para la mayoría de pacientes será un aporte de 300-500 kcal)
    Distribución macronutrimentos 50-20-30%
    No carbohidratos simples (por ejemplo fruta).
  2. – No ayuno  o alimentación (5 dìas ):

Ad libitum.  Para personas que no requieran perder peso y que deseen incorporar los ayunos a su estilo de vida para tomar ventaja de algunas de las beneficios en salud que ofrece ayunar.

Prescripción de 100% de requerimientos energéticos totales (normocalórica). Para personas que requieran reducción discreta de peso (3-5%)

Hipocalórica 20% de reducción de requerimientos energéticos totales. Para pacientes que requieran mayor disminución de peso (obesidad grado 2 en adelante)

Se recomienda hacer énfasis en los pacientes en no tener conductas de hiperfagia compensatoria. Reportar cualquier alteración , como aumento en la ansiedad, color de cabeza o cualquier alteración en su percepción de salud,

2.- Ayuno días alternos.

En esta técnica se ayuna un dia si y otro no.  Las recomendaciones de la etapa de ayuno y la de alimentación, son similares a la tecnica 5:2

Con este regimen la pérdida de peso es mayo que con la tecnica 5:2, pues el deficit calórico total es mayor.

3.- Tiempo acortado de alimentación, ayuno prolongado, 16:8 (Time restricted feeding, TRF)

En esta técnica se acorta la ventana de alimentación, idealmente a 8 horas, mismas que son elegidas por el paciente (por ejemplo comer durante la primera mitad del día, es decir desayuno y comida, o durante la segunda mitad, que sería comida y cena).

Es posible acortar menos la ventana de alimentación, incluso a 12 horas (se ayuna las otras 12 horas)y observar resultados clínicos, esto dependerá de los patrones de consumo de la  persona, pro ejemplo en personas que ya tienen ventanas cortas de alientacion (10 a 12 horas) o se verá efecto, contra aquellas que tiene ventanas largas de alimentación (mayor a 12 horas).

Durante el ayuno debe mantener una adecuada hidratación y por lo general se permite la ingesta de bebidas que no aportan calorías (té y café sin azúcar).

En la ventana de alimentación el aporte calórico, de la misma manera que se comentó para el régimen 5:2 y de días alternos, podrá ser desde una alimentación ad libitum, hasta un régimen hipocalórico, de acuerdo a las necesidades de perdida de peso y las comorbilidades de los pacientes. Por ejemplo, en pacientes con diabetes el enfoque podría ser en la reducción de azúcares simples.

Cuando no es necesario perder tanto peso, este régimen se puede modificar a 12:12, es decir 12 horas de alimentación y 12 de ayuno, en donde el sujeto coma al inicio y a final, por ejemplo, desayunar y cenar.

En esta modalidad de ayuno, nuestro grupo recomienda que la ventana de alimentación sea en la primera mitad del día, con el fin de no omitir el desayuno. Esto debido a evidencia epidemiológica reciente, que sugiere decenlaces negativos en salud con la omisión del desayuno. Aunque cabe señalar que esta evidencia, al ser obtenida de estudios epidemiológicos retrosprectivos no tiene la solidez necesaria y requiere de confrimación.

¿Quiénes no deberian ayunar?

En general estos regimenes de alientación pueden ser aplicados a un espectro amplio de individuos, aun con comorbilidades como diabetes, de hecho empieza surgir evidencia acerca de beneficios en pacientes con diabetes tipo 2 que sugieren remisión de enfermdad o por lo menos reduccion significativa en cuanto al uso de hipoglucemiantes, incluyendo insulina. Si duda los pacientes con diabetes serán blanco de investigaciones futura para estas técnicas de alimentación.   Personas en su peso ideal, tambien pueden hacer ayunos, como parte de un estilo de alimentación.

Pero existen ciertos grupos de personas que no son elegibles para este tipo de dietas, como:

  1. – Mujeres embarazadas
  2. -Personas con trastornos de la conducta alimentaria
  3. – Trabajadores con cambios frecuentes de horarios que alteran el ciclo circadiano (shift workers)
  4. -Personas con gusto o necesidad de comer colaciones frecuentemente (frequent snackers)

Un error común que hemos identificado en personas que siguen esta dieta sin supervisión de un profesional de salud bien informado sobre ayunos intermitentes, es la abstención total de liquidos o cualquier alimento por via oral durante el ayuno. La deprivación de líquidos puede ocasionar deshidratación y del equilibrio de los electrolitos en la sangre, por lo que debe evitarse. Durante la etapa de ayuno la persona se debe mantener bien hidratada tomando agua natural.

Etiquetas: alimentaciónayuno intermitente