close

Autor: Juquila Araceli González-Nolasco

Objetivo: Identificar las acciones (políticas públicas) tendientes a generar las condiciones que posibiliten o no la materialización del derecho a la alimentación, su realización efectiva, en las zonas más marginadas de México.

Metodología: Desde el campo de las políticas públicas se recupera el Enfoque Basado en Derechos como una herramienta metodológica útil para el análisis, diseño e implementación de la política alimentaria. Desde la teoría constitucionalista se propone conocer las obligaciones del Estado en materia de derecho a la alimentación, explorar sobre el tipo de alimentos consumidos con mayor frecuencia en zonas marginadas de México, así como identificar las causas que limitan o dificultan el desarrollo del contenido del derecho a la alimentación. Resultados: Entre los principales hallazgos se observa un avance significativo en el marco jurídico nacional con respecto a garantizar el derecho a la alimentación; sin embargo, el acceso, la calidad y accesibilidad de los alimentos sigue siendo una tarea urgente por parte del Estado hacia las poblaciones más marginadas del país. Limitaciones: Los datos recogidos no expresan la realidad social y cultural de las comunidades con respecto al criterio de adaptabilidad, es decir, una alimentación aceptada culturalmente (preferencias) y la cantidad adecuada (raciones de alimentos).

Conclusiones: El derecho a la alimentación se garantizará en la medida que se reconoce que la seguridad alimentaria es un derecho humano y no sólo una necesidad. Se abre a discusión, sí las políticas alimentarias dotan de una ración denominada de supervivencia, es tiempo de adecuarlas para proporcionar una ración que permita el mantenimiento de un estado satisfactorio de salud y adaptarlas a los contextos sociales. Es tarea pendiente del Estado.

Etiquetas: alimentación contemporáneaderecho a la alimentaciónMéxicopolíticas públicaszonas marginadas

Leave a Response